SASSE


SASSE

Entrevista publicada en DENSO MAG 

El finlandés Klas Lindblad , esto es Sasse, no es ningún pelele ni ningún muñeco de trapo. Sabiamente ha sabido conducir su tempranera carrera hacia derroteros de baile siempre cercanos al techno y al house más apasionado. Nada de modas pasajeras, nada de pajaritos revoloteando por su cabeza. También es el amo y señor del sello Moodmusic, la compostura antes que llenar de humos la cuenta corriente. Sasse es también artífice de uno de los álbumes de baile paridos únicamente con sonidos analógicos más notables del año pasado. Nos encanta charlar, tratar y finalmente reivindicar más artistas como él.

- La mayoría de los artistas nórdicos a los que he entrevistado han tenido siempre unos comienzos muy ligados al pop, rock… Antes de lanzarte de lleno con la música electrónica ¿Fue así tu caso?

Comencé de joven escuchando música pop de los 80, como tantos otros, pegado a la radio. También a la MTV y las televisiones por satélite de la época. Además me tiraban mucho los programas de hip hop y música dance… Te puedes imaginar que muy comerciales también. Entonces crecí escuchando listas de éxitos donde metían desde Depeche Mode hasta los Public Enemy. Con el tiempo el Chicago house comenzó a hacerse comercial en el Reino Unido y también empezó a sumar temas a estas listas, al mismo tiempo que bandas como Coldcut o Bomb the Bass. Hechos como estos definitivamente me engancharon a la música electrónica. Puedo afirmar que lo que soy ahora lo debo a una mezcla de todo eso junto al desarrollo del techno y del house. Al principio no existían 30 estilos distintos de música. Tenías bandas de indie rock, techno, industrial, hip hop, house o sencillamente pop. Todo aparecía charteado indistintamente, mezclado. Esas listas eran el reflejo de las primeras fiestas, donde se pinchaba de todo.

- ¿Cómo de intensamente viviste ese despegue de la electrónica finlandesa allá por comienzos de los 90?

CONTINUAR LEYENDO EN…
Clubbingspain