TOP 5 Sonoramas del verano…

Estos han sido -a nuestro criterio- los cinco discos más destacados y reseñados en Clubbginspain por BlandiBru este verano se nos pira calle abajo. Buon profitto!

#1 Com Truise ‘Galactic Melt’ (Ghostly International)

Parecía ya todo inventado en esto de ponerse un nombre. Eso pensaba hasta que descubrí a este tipo que con la ayuda de la dislexia y un actor que desde que se subió en un Grumman F-14 Tomcat nunca más volvió a “crecer”, se ideó el suyo. Com Truise destila un sonido muy analógico y particular. De él nos vamos a humedecer que da gusto en éste su álbum debut en nada menos que uno de los sellos guiris de electrónica con más personalidad. El basado en Michigan Ghostly International.

Raíces sintéticas con alma propia en todos y cada uno de los diez cortes del disco. Seth Haley –verdadero nombre de este astronauta que navega a sus anchas en su estudio de grabación- nos ofrece una sentida nostalgia por el proto-electro y el synth funk. Juraría que ninguna de las canciones se escapa de estos apuntes. (Seguir leyendo…)

#2 James Priestley + Giles Smith ’10 Years Of Secretsundaze’ (Secretsundaze)

Contamos diez velas sobre la tarta de cumpleaños. Secretsundaze, un sello, una agencia de booking, unas fiestas que dan la vuelta al mundo especialmente por sus localizaciones únicas al aire libre… Ésta marca es todo eso y más. Para celebrar una década armando guerra, sus dos máximos exponentes, James Priestley y el calvorotas pero bigotudo Giles Smith han forjado este doble disco –el tercer mix que editan- con los mejores documentos sonoros (según ellos) de este período. House muy deep, finamente bailable y pizca underground.

La primera mezcla se la marca  James. Entre las caras más conocidas productores como Metope, Steffi, Franck Roger o Recloose. De éste último es el archiconocido corte Ain’t Changing. Por si no lo tienes en mente, amasijo de soul-funk electrónico y techno jazzero. Hoy en día aún me sigue fascinando, al igual que todo aquel Cardiology (Studio ¡K7, 2002). Siguiendo esta estela funkilona, de bajos pulsantes y ritmos algo rotos Xdistrict con Color Correction (Losoul remix).  (Seguir leyendo…)

 

#3 Deadbeat ‘Drawn & Quartered’ (BLKRTZ)

1, 2, 3… Splash! Inmersión. El canadiense Deadbeat se lo toma con calma en este su nuevo trabajo: Drawn & Quartered. Cinco cortes ambientales parapetados en el dub más abisal. Introducciones que se dilatan casi tanto como las de aquellas reliquias de Pink Floyd (Echoes, Atom Heart Mother…). La media del minutaje por tema es de diez minutos, más de lo que tardarás en leer esta reseña.

Una de las propiedades más excelentes de la música electrónica es la de hundirte en distintas sensaciones gracias a atmósferas efectistas y la reinvención sofisticada de otros estilos ya consagrados. (Seguir leyendo…)

#4 Cosmin TRG ‘Simulat’ (50 Weapons)

Poco a poco ya nos vamos familiarizando (David Puente ha dado buena cuenta de él no hace mucho) con este rumano de nacimiento, pero empapado hasta la rabadilla de la actualidad urbanita británica. Será por eso que se diese a conocer en sellos como Hessle Audio o Subway con sendos EP’s de dubstep. Han sido finalmente los avispados Modeselektor quienes han abusado de su buen ojo clínico y fichado a Cosmin TRG para su “otro” sello 50 Weapons –junto a Monkeytown Records- estrenándole primer álbum en solitario. El título a seguir desde ya, Simulat.

El disco funciona y sobradamente. Es un estupendo mosaico de techno sincero, orgánica de chapa y todo, moderadamente bailable. Con las justas gotas de soul (como se sale Want To Be), dubstep, cambios de humor y tempo variable. Como el que estamos sufriendo este raruno verano.  (Seguir leyendo…)

 

#5 Sepalcure ‘Love Pressure Remixed’ (Hotflush)
Entretenido y completo merengue el de este acetato de remixes. Al consabido breakstep que se reparte entre lo eléctrico y orgánico (XI, Falty DL y Lando Kal) sumaremos las siempre lindeces –gusten más o menos- de Jimmy Edgar y Daedelus. Se podría decir que entre ellos se reparten el peso esencial de este Love Pressure Remixed. En cierto modo es verdad, ya sea por nombre, como por el saber llevarse cada uno de ellos a su terreno musical el sugerente y desnudo semi-house lleno de fina alma vocal de los neoyorquinos Sepalcure. Sin embargo he de confirmar que aquí todas las piezas del puzle son validas. No hay desperdicios en este quinteto de productores norteamericanos.

Jimmy Edgar (representando a Detroit) tira de deep house y buen electro-funk. El sample vocal -extraído del original- se te cuela en la cabeza y te obliga a contornear. Encima se ayuda de un sub-bajo de lo más correcto. Será Alfred Darlington (Daedelus) el que –como no- se mee a gusto fuera del tiesto. (Seguir leyendo…)