FRITZ KALKBRENNER

Fritz Kalkbrenner
(Entrevista publicada en Clubbingspain)

El honorable Fritz Kalkbrenner no es tan sólo “el hermano de”. Sacar adelante una carrera musical no se basa únicamente en ese a veces si, a veces no lastre de detalle. Fijaos por ejemplo en la historia de Adriana Sklenaříková, quien por méritos propios se quitó con el tiempo ser “la mujer de… Karembeu”. Fritz no es que vaya a divorciarse de su también talentoso y querido hermano Paul Kalkbrenner, pero sí que honestamente desea labrarse su presente a base de buenos trabajos como Here Today, Gone Tomorrow (2010). En el buen camino que está el chacho. Su construcción como vocalista mejora año tras año y ya va siendo un habitual en grandes eventos a pesar de su sonido tech-house nada frío o fiero. Hasta para estos momentos tiene sus cartas guardadas en la manga. Acaba además de enseñarnos hace nada, en su segunda familia, Suol, un para colmo buen gusto recopilando música. Eso que no se corta un pelo de la barba en introducir alguna joyita del hip hop de antaño. Sin fecha de caducidad, Fritz.

Es curioso, tras dos intentonas de entrevistar a tu hermano en persona, al final me topo antes contigo, ¿Sueles verle a menudo o es también esquivo en la vida diaria?
Si que tenemos la suerte de poder vernos muy a menudo. Compartimos al menos una gran pasión, la música, y formamos parte de la misma familia, estas razones no hacen más que potenciar nuestros encuentros. Nos encanta incluso preparar barbacoas o ver partidos de fútbol juntos. Ya no únicamente con él, sino con todos los miembros de la familia que se puedan sumar. Nos mantenemos todo lo unidos que podemos.El ser el hermano de Paul, ¿alguna que otra puerta te habrá abierto verdad?
No me voy a esconder y no me cortaré en reconocer que su popularidad me ha abierto puertas más que cerrado. Pero está claro que una vez que comienzas en esto debes mantenerte firme y claro con lo que quieres hacer. Es primordial. Hay que tener paciencia, como por ejemplo yo mismo hice antes de editar mi primer álbumHere Today, Gone Tomorrow en 2010. Muchos años después de mis primeras incursiones musicales.  Debe haber quedado ya patente que él lleva su carrera, su camino, y yo el mío.  Hablando antes de la entrevista, me has comentado que existía una página de facebook compartida entre los dos. Creo que la ha abierto un fan de Alemania, yo no tengo nada que ver con eso. Está en su derecho, y me alegro. Recalco, mi sana intención es seguir creando música tanto tiempo como me sea posible y con mis propias armas. Sin ir más allá, ni ponerme a pensar por ejemplo donde estaré o que expectaciones he de tener para dentro de unos años. Sería una pérdida de energía. El tiempo es ahora, el presente es lo que importa.

La verdad ¿se decantan vuestros padres por uno de los dos?
Mis padres están orgullosos con los dos. Sería raro lo contrario. La carrera que estamos teniendo ambos hijos y que no se nos ha ido la cabeza, eso también cuenta. En alguna ocasión hasta vienen a vernos actuar. Eso ocurrió por ejemplo el pasado verano aquí en Berlín. Siempre estarán invitados a cualquier set diurno al aire libre, en una piscina, etc. Aunque es rara vez que puedan finalmente asistir. Es una satisfacción muy especial sentir junto a ti el apoyo de tu madre y de tu padre.

Pero dejaste de estudiar a los 17 años ¿Te arrepientes de ello?
Me expulsaron del instituto y entonces sí que me remordía la conciencia, al menos durante un par de años. Fueron momentos duros donde pensaba, “maldita sea tienes que hacer lo posible para reincorporarte y volver a estudiar”. Qué iba a ser de mi vida sino estudiaba. Pero lo que son las cosas, todo eso menos mal pasó, y hoy en día estoy viviendo mi sueño como músico. Ahora no me arrepiento de mis decisiones, pero nunca se debe dar por hecho todo, quién sabe si algún día me veo de nuevo obligado a coger los libros e hincar los codos.

Como en toda buena familia con miembros de equipos rivales, vosotros dos tirasteis por estilos distintos. ¿Tú el soul, él el techno?
Siempre he disfrutado y sentido con mayúsculas  la influencia de estilos como el soul. Desde que tengo uso de razón y desde pude decidir por mi mismo que es lo que quería escuchar en mi estéreo. Oír techno es algo que también he hecho desde siempre. De alguna manera estos dos estilos en concreto coexisten dentro de mi manera de entender la música. No considero que uno ejerza más poder sobre el otro, es una simbiosis de ambos al mismo tiempo. La música soul contribuye con sus vocales  a elevar la humanidad del sonido gracias a las letras y unas texturas más orgánicas. Mucha gente necesita sentir estas voces. El techno o la música electrónica no pienso que consigan esto exactamente, sí que a veces con tan solo música y ritmos, logran acercarse mucho. El kit de la cuestión está en saber combinarlo todo con un estado de ánimo. Luego con el tiempo mejorar el nivel de producción, esto siempre.

Clubbingspain