Entrevista a SIAN


Cerebral y moderno. Cuando la misma persona es capaz de sentir un mismo interés por cuestiones como la cosmología, religiones que se rodean de zombis, la biología marina, poner a examen la electrónica de baile… Hasta fliparse por el impacto social de la cultura rave, pinta que el artista detrás de ese tocho prototipo tenderá a ofrecernos un oficio como mínimo peculiar. Junto a estas características nos topamos al dublinés Sian. Un “X-Man” que mutó el nujazz de sus comienzos por el sonido de club penetrante. Contundente, lentorro o pesado, que más da, pero siempre preciso y finamente troceado. Graham Goodwim además sabe en primera persona lo que es vivir el desconcierto o la candidez de nuestro país. En estos últimos nueve años –los mismos que ha tardado en pasar la alternativa de su álbum debut Rhino Flower con su nuevo largo Before Silence- ha sufrido y disfrutado de ciudades como Sevilla o Barcelona. Nómada empedernido pero juicioso obrero del techno. Que una cosa no quita la otra.

Antes de nada, ¿Me desglosas un poco más esta frase tuya que me encanta?: “Pienso que la música electrónica es mucho más que una simple teoría”
Así es, es lo que creo a pies juntillas. Me vengo a referir a que todos hablan de un sonido como el techno al igual que si de una revolución se tratase. Gracias a éste se le está cambiando la cara al concepto de música independiente. A la vanguardia siempre de cómo la música debe hacerse, escucharse y venderse. Plataformas como Beatport, Soundcloud o Mixcloud son herramientas que ejemplifican y  facilitan dicho juego. Sin entrar mucho en profundidades,  y no sólo por el aspecto de las drogas, creo también la música que seguimos cambia  la  vida de la gente. Nos enchufa otra realidad y es un buen catalizador para la reflexión. La gente es más feliz cuando descubre cosas como el techno ¿no crees? Es un concepto muy complicado de explicar con palabras, mejor no meterme en arenas movedizas haciéndolo… Lo que está claro es que existe algún tipo de elemento primitivo de supervivencia en la música de baile inexistente en cualquier otro género.

Actualmente vives a medio camino entre Dublín y Barcelona. Cuéntanos algo de éste ir y venir.
Si, hoy por hoy mi vida transcurre entre estas dos ciudades, aunque realmente mi residencia está en Dublín. Amo a ambas por igual. Barcelona es tan vibrante y agitada… tanto que en ocasiones me abruma. Calles atestadas de personas y turistas por donde casi ni se puede caminar. Y Dublín es justamente todo lo contrario. Pequeña, tranquila y bastante bohemia. Catalizo lo que necesito de cada una de ellas. También las escenas son dos mundos aparte. Cada vez que en la capital irlandesa se programa algún evento se convierte en todo un hecho. Sin embargo en Barna esto ocurre semanalmente, convirtiéndose en una saturación constante de fiestas, etc. Es probable que la gente acabe cansándose de tanta programación. En Irlanda gozamos de una enorme cultura musical alrededor de los directos, desde la tradicional hasta el rock… Los festivales son increíbles. Te sientes como en un extraño gran pueblo donde todo el mundo se conoce y forma una especie de araña humana de tres pasos de separación.

[Leer entrevista al completo...]
[Descargar Exclusive mix para Clubbingspain...]