DOUGLAS GREED…

DOUGLAS GREED: UN PUENTE DE PLÁSTICO A LO HUMANO

Ha sido descubrirlo en el buzón, abrir el paquete, y mientras ponía la mesa –la portada y sesión de fotos del disco me incitaron a ello- para darme un doble festín de música y comida, pensar en todos vosotros. Especialmente para los aún se afanan en creer que puedan existir tipos que aún siendo medianamente jóvenes han pasado ya la mitad de su vida desarrollando distintas disciplinas artísticas sin desmerecer en ninguna de ellas. El alemán Douglas Breed (conocido mejor en su barrio como Mario Wilms) es de esa calaña, o mejor diría, élite.

Un músico tan enamorado de Quincy Jones –no obstante no perderá el tiempo en hacerle covers ni homenajes, algo tan mascado hoy en día- como de una corriente tan poderosa como la Bauhaus. Escuela donde cursó estudios para ser grafista. Lo que diseña en el papel se muta en electrónica narcisista llena de sentimientos, alcoholizada de géneros como trip hop, jazz, house, pop, soul o hasta drum’n’bass. Y aquí no tropieza nada, éste su álbum debut –sale editado a finales de octubre- titulado ‘KRL’ es un pacto conciso con la emoción y la exquisitez musical. Al igual que lo descubrimos vistiendo: sobriedad, grises y oscuros cuando toca, y alguna pincelada colorista cuando menos te la esperas. Sonidos decaídos pero bailables. Llorones pero bonitos. Aunque en ‘Bridges Over Babylon’ se empeñe darnos un poco de grima a lo Tricky y su famosa fumarola de downtempo siniestro.

[Continuar leyendo el artículo... ]

Douglas Greed “Pain (feat.Mooryc)” taken from the album “KRL”